Inauguración de la Galería "Línea", dedicada al grabado.

En Bachiller la pintora Helga Dietrich ofrece un riguroso ejercicio, una exposición tan bella de forma como interesante en el concepto; la artista alemana tiene una despierta sensibilidad y por ejemplo no falta esa convivencia espiritual que tan acertadamente señala Verdú a la hora de trasladar rasgos antropomórficos de las aves «que recuerdan la magia de los hombres-pájaro de Altamira o Làscaux... y nos muestran que el anhelo de libertad y de búsqueda no es exclusivo del hombre actual». - E.L.-Chávarri Andújar

«En clave de humor, me centro en los misterios del ser humano»

El indiscutible estilo y la invitación a que el espectador se sienta cómplice frente a los cuadros permanecen en la nueva exposición de Helga Dietrich; pintora alemana afincada durante dos décadas en Valencia y artista destacada de la galería Nadir, con la que expuso también dos veces en Moscú. «Siempre he querido que mi pintura se centrase en el ser humano y sus problemas, pero juzgando las situaciones con clave de humor -y sonríe-, porque es así como tengo costumbre de verlo. El misterio que nos envuelve, de otro modo, sería angustioso.» - Mª Ángeles Arazo

Exposiciones - Helga Dietrich

n la Galería Bachiller expone la pintora alemana Helga Dietrich, cuya obra se caracteriza fundamentalmente por usar, aprovechar, la fuerza emblemática de la figura del ave. A su trabajo sería acertado aplicarle la referencia de "un indeterminado concepto de lo sagrado": con ello se atiende a la esencia del mundo construido por Dietrich como a la forma en que está expresado; la narración y su lenguaje quedan así fijados en su deseada ambigüedad, hecha de aves femeninas entre elementos en aparente contradicción, cuyo chispazo arroja toda la capacidad de sugerencia de estas obras. La vía mística que estas piezas insinúan en sus temas y en su voluntaria apariencia de iconos queda teñida de cierta ironía al introducir matices de sabor pagano, menos forzados por latentes en los propios temas espirituales.
- O.R.

1987 - Helga Dietrich en Galería de Arte Bachiller - Valencia

Como una gran mediadora de lo sutil, Helga Dietrich os muestra, por medio de su obra, la posibilidad de ver más allá de la monótona y problemática lucha diaria. Profunda conocedora de la magia del collage, lo utiliza sacando a relucir los secretos de los objetos comunes. Llegando a un equilibrio entre la idea que preexiste a la obra creativa y el fragmento considerado como "un ente con derechos propios" Sorprende, por su parte, el acertado uso del negro, del que consigue crear, en la magia del plano, el espacio o el vacío, símbolo de la antesala del espíritu representado en el ave. El negro, al contrario de lo que prodría parecer, se convierte así en una esperanza hacia el futuro. - Francisco T. Verdú

1988 - Helga Dietrich: Cuando la música se hace pintura

Helga Dietrich piensa ya en su próxima salida al público, en Nave Diez, con un trabajo que tendrá como fondo las formas de la naturaleza. Pero ahora ultima los detalles del Círculo. - E.L.-Chávarri Andújar

1988 - Dietrich, Sánchez Martínez y Bermejo: Un triángulo imposible

Helga Dietrich, en el Círculo de Bellas Artes, ofrece un brillante y sugestivo "concierto", porque sus cuadros vienen impelidos por la música, por los instrumentos, por el sonido que se hace aquí carne, nervio y sangre de dibujo, aguada y óleo. Una amplia colección de cuadros nos indica cómo la despierta sensibilidad de Dietrich pone en pie un magnífico y seductor "recital" en el que sus solistas nos hacen llegar la música callada que diría Mompou de sus gamas, su tonalidad y su ritmo. Nada del tema le es ajeno a esta pintora que desde la danza, la voz o un teclado despliegue una colección tan interesante como atractiva de medios al servicio de una idea resuelta y diferenciada en un muy bello "tema y variaciones" de lenguaje actual. La densidad de unos empastes, la figura de un trazo o la limpieza de otra acuarela suman en el Círculo un trabajo que, remontando las claves filarmónicas iniciales, despega y se eleva a un concepto plástico exigente y muy atractivo. Una inteligente colección que señala en Dietrich a una artista inspirada y de técnica envidiable.

1989 - «Siempre tuve claro que quería pintar»

Son cuadros que no se olvidan. Poseen un sello bastente personal. Podría decirse que se trata de lienzos con figuras en su contexto, elaborados con muchos elementos, algo simplificados últimamente. - Rafael Prats Rivelles

1989 - Exposiciones en el Círculo de Bellas Artes

Hoy se inaguran en el Cículo de Bellas Artes dos interesantes exposiciones. La alemana Helga Dietrich presenta sus últimas pinturas. Esta artista, que tras estudiar dibujo y pintura en Darmstadt y Madrid se licenció en la Facultad de Bellas Artes de Valencia, ha obtenido desde 1984 diversos galardones en exposiones y concursos celebrados en nuestra ciudad.

1992 - Dietrich, Michavila y otros chicos de investigación, en Galería Vinatea

Helga Dietrich, porque con experiencia, sensibilidad y muchas individuales en su haber muestra ahora un trabajo con exigencia, pero sin perder esa frescura que con diversos temas ha vertebrado otras excelentes salidas al público en solitario. Aquí hay un breve pero sustancioso paisaje, un lírico y gallardo cuadro dedicado a La Fornarina, un gracioso bodegón y unos desnudos con ritmo y línea dinámica. - E.L.-Chávarri Andújar

1995 - Helga Dietrich "Sin título"

Este paisaje al igual que el resto de los expuestos por esta artista en la Colectiva de Verano de Natural Company, ofrece al espectador una sensación de gran fuerza y vigor. Una observación más atenta detecta ensequida que esto se debe a un planteamiento en que la superficie del cuadro se distribuye de una forma arquitectónica, utilizando los elementos arbóreos con un gran sentido de la construcción. Esta configuración provoca una situación tensional que quizá explique la impronta "expresionista" de sus paisajes.

1996 - Helga Dietrich "Magia"

Esta artista de origen alemán, afincada hace largo tiempo en Valencia practica un estilo pictórico que se caracteriza fundamentalmente por su gran fantasía e imaginación. El lema de su actual exposición "Magia" expresa con claridad las imágenes que aparecen en sus cuadros, representando escenas en las que consigue una perfecta simbiosis entre lo que consideramos "normal" y lo sobrenatural, entre lo real y lo ensoñado. Se puede ver en la Sala de Exposiciones del Colegio Alemán de Valencia.

2003 - Helga Dietrich en Rprsntación

«Pintura y sólo pintura» es lo que se encontrará el visitante durante estos días en la galería de arte Rprsntación de la calle San Antonio 1, junto a la plaza de los Campos, en la exposición que Helga Dietrich ha traido a Granada para dar a conocer no sólo su maestría sino también su manera de entender el arte pictórico. Renunciando a la gratuita necesidad de obtener el parecido de la realidad, la artista invita al espectador a sumergirse en el cuadro desde una contemplación netamente pictórica, en la que sólo es posible la observación de sus elementos plásticos absolutos. Su pintura, afirma Rafael Prats, «surge como consecuencia de una mirada pictórica genuina que conduce a un mundo intransferible» propio de cada interpretación personal, de cada lectura, de cada respuesta del espectador. Helga Dietrich es licenciada en Bellas Artes por la Universidad de San Carlos de Valencia, habiendo recibido, además, formación de prestigiosos pintores como Quesada y Marodia en Madrid. Sus exposiciones se han dejado ver por Norteamérica, Rusia, Alemania y en gran parte de España, con gran afluencia de público y excelente crítica. - O. R.

2004 - Helga Dietrich: «Pinto con la cabeza más que con las manos»

Helga Dietrich vive apasionada por el arte desde su primer acercamiento a él. Pintora prolífica, también crea pequeñas esculturas con piezas de la naturaleza, modelando con arcilla las formas que se adapten a ramas de árbol secas. Dietrich observa la realidad de cada objeto y cada persona para plasmar las manifestaciones que dominan en sus obras. «No puedo estar ni un día sin pintar. Hago los cuadros más con la cabeza que con las manos y no paro hasta que obtengo los resultados que me fascinen", matiza la autora. Diez obras de técnica mixta con un importante protagonismo del collage son la carta de presentación de la artista de origen alemán Helga Dietrich. Piezas de reciente creación, el denominador común de ellas es el ser humano, tratado con la sutil ironía de quien prefiere sugerir a la imaginación del espectador. El humor y el misterio se entrecruzan en cada imagen para ofrecer unos resultados que se mantengan perdurables en el tiempo. «Me interesa mucho el ser humano desde el punto de vista psicológico. Sus ideas, pensamientos y comportamineto me fascinan y trato de reflejar eso en cada una de mis obras», explica Dietrich. Observadora perspicaz de la realidad y los seres humanos, se está acercando ahora al arte femenino de los años sesenta, en el que la «discriminación a la mujer ocultó a grandes figuras de la pintura», destaca la artista. Con una fuerte base expresionista, el surrealismo está presente en cada una de las piezas que crea y a menudo utiliza el collage como recurrente técnica expresiva en sus manifestaciones. «Se obtiene una pintura mucho más espontánea, sobre todo en el uso del color», destaca Dietrich. - Blanca Durán

2005 - Rprsntación: Helga Dietrich es la única mujer de la muestra.

La galería granadína expone desde esta tarde la muestra coletiva "Diálogos". Dietrich encaja con sutileza la filosofía comunicadora que preside esta exposición.

2020 - Inaugurada la exposición póstuma de Helga Dietrich
en el Castillo de La Herradura

Con una buena afluencia de público ha quedado inaugurada la exposición póstuma de pintura y escultura alemana, Helga Dietrich (1945-2019) en el Castillo de La Herradura.

La muestra de Helga Dietrich, que no deja a nadie indiferente, se exhibe en distintas dependencias del citado castillo herradureño con un total de 25 cuadros, 32 obras sobre papel y 22 esculturas, creadas entre los años 1990 y 2012. (Juan Manuel De Haro)
Helga Dietrich © 2021 - 2021
Designed by Gaialab
Aviso legal
menuchevron-down